Discapacidad

Discapacidad en países “pobres”

¿Cómo se presenta el fin de semana Oretani@s?

En todo el mundo, unos mil millones de personas tienen alguna discapacidad —un 15% de la población—, ya que cualquier persona puede tenerla ya sea algo por un periodo corto de tu vida o algo permanente.

Un estudio demuestra que en 1970, la discapacidad afectaba al 10% de la población, estas cifras han aumentado por causas como el envejecimiento de la población y al aumento del número de enfermedades crónicas.

Las dificultades para las personas con discapacidad en cuanto al acceso a la sanidad en muchos países, a la educación en sociedad en cuanto a temas de igualdad, al trabajo, a la participación social, son muy deficientes comparadas con las que se dan en países desarrollados.

Podemos mencionar unos datos de la OMS que refleja lo que hemos dicho anteriormente: “El fracaso escolar se observa en todos los grupos de edad y tanto en los países de ingresos altos como bajos, pero es mucho más notorio en los pobres. Incluso en países con altos porcentajes de matriculación en la escuela primaria, como los de Europa oriental, muchos niños con discapacidad no asisten a la escuela”. “En los hogares españoles con rentas de 1.500 euros, el porcentaje de analfabetismo entre las personas con discapacidad (de 16 a 64 años) es mayor que en familias acomodadas, y mucho menor, claro, el porcentaje de los que tienen estudios superiores”, demuestra un informe de La Caixa.

Respecto a la participación en la vida social, una encuesta efectuada en 93 países demostró “que 31 de ellos no tenían ningún servicio de interpretación para sordos, mientras que 30 países tenían 20 o menos intérpretes cualificados”.

foto en blanco en negro de un niño subiendo una cuesta con un cesto en la cabeza

Según la relatora de la ONU Catalina Devandas Aguilar, detalló que “las personas con discapacidad, que son más de mil millones de personas en el mundo, una de cada 7 personas en el mundo tiene una discapacidad, viven la gran mayoría en países en vías de desarrollo y más del 80% de las personas con discapacidad son pobres”.

Además, explicó que la situación de pobreza no se limita a los países en desarrollo, ya que las personas con discapacidad están desproporcionadamente representadas entre los más desfavorecidos en las naciones ricas.

Devandas añadió que otro gran problema es que esta población sigue excluida por barreras físicas para facilitar su desplazamiento, además de falta de acceso a la información para personas sordas y ciegas, así como a servicios esenciales para las personas con discapacidades psicosociales o de salud mental.

Concluimos que la pobreza no ayuda para tener acceso a una vida más accesible que haga más cómoda a las personas con discapacidad y como consecuencia la discapacidad puede traer la pobreza: “En los países de ingresos bajos, las personas con discapacidad, en comparación con el resto, tienen una probabilidad un 50% mayor de enfrentarse a gastos sanitarios ruinosos”.

“Si yo no podía ser como las otras personas, por lo menos sería yo mismo, de la mejor manera posible.” – Christy Brown

Comparte en tus redes sociales o envíaselo a un amigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *